Construir Navarra - Revista digital del sector de la construcción

Volver al inicio
¡Suscríbase! ¿Cómo anunciarse?
Revista nº 1 / julio - agosto 2008 | Sumario CN1 | Protagonista Rufino Hernández (AH & Asociados)

Rufino Hernández (AH & Asociados)

"La innovación la requiere la sociedad"

Doctor arquitecto y master en edificación por la Universidad de Navarra, Rufino Hernández (AH & Asociados) es un referente en innovación en Navarra. Ha sido profesor en la ETS de la Universidad de Navarra y actualmente en la Universidad del País Vasco. Siempre vinculado a la construcción, su estudio tiene presencia en varios países del extranjero. Destaca su departamento de I+D+i.
La palabra innovación se escucha con frecuencia en el sector de la construcción, pero ¿En qué consiste exactamente la innovación en la construcción?

La innovación implica cambiar la forma de hacer las cosas para mejorar la eficiencia, sino no hay innovación. Está vinculada a procesos que exigen la aportación de conocimiento y al desarrollo de pruebas para comprobar que el funcionamiento es efectivo a una aplicación concreta.

¿En qué ámbitos de la construcción se ve en mayor medida la innovación?

Prácticamente en todos, pero a veces es poco perceptible porque se innova parcialmente. Generalmente, estas innovaciones en un proceso se dan en periodos de 4 o 5 años, pero es difícil que se produzcan saltos cualitativos, como fueron las estructuras metálicas, de hormigón o el ascensor. Ahora se producirán pequeños avances que harán ir mejorando progresivamente. Aunque estamos pendientes de un cambio importante vinculado a la preocupación energética, que ha ido aumentando y debe producir una modificación sustancial de la construcción.

¿La innovación depende de la formación?

Sí. Es imposible innovar si no se conoce. El aumento de conocimiento ofrece más posibilidades de innovación. De la misma forma que es imposible innovar si no se experimenta, y para ello hay que asumir cierto riesgo.

¿La construcción sostenible y la innovación son conceptos inseparables?

Hoy por hoy entiendo que sí. No cabe una renovación desvinculada de la eficiencia energética. Por eso hay que conseguir materiales que no afecten negativamente al medio ambiente. También es importante reutilizar los materiales y generar la menor cantidad de residuos posibles. Esto es consustancial a la construcción que ha de hacerse.

¿Cómo se encuentra el sector de la construcción en España con respecto a la innovación?

En un momento especial. Las empresas españolas son fuertes en el sector de la Construcción europea, y por tanto mundial, por eso lideran los procesos de innovación. Estamos en un momento de cambio, en el cual se puede seguir liderando un proceso de innovación o dejarse llevar, si la crisis del sector se agudiza y las empresas no son capaces de liderar.

Las grandes empresas españolas tienen buenos departamentos de innovación y están introducidas en procesos innovadores interesantes. Aunque por otro lado, la formación ha llegado tarde al sector. Además, afecta fundamentalmente a los niveles más altos. El resto cuenta con una formación poco estructurada que tiene que modificarse.

¿Qué tiene que darse para continuar con este liderazgo?

La mayoría de los sectores subsidiarios no son españoles, por lo que tiene que mejorarse la producción de materiales y de elementos constructivos. Es ahí donde se necesita un grado de innovación importante porque en estos momentos la industria vinculada a la construcción no es todo lo desarrollada que debía de ser.

A los gobiernos les interesa fomentar la Innovación, ¿Qué medidas se ofrecen desde la Administración para potenciar la innovación?

Una de las principales medidas que se fomenta es vincular la Universidad y la empresa, y que el conocimiento que se produce en las Universidades se traslade a los centros de producción. Por eso la mayor parte de las iniciativas están vinculadas a conseguir esa sinergia.

La incentivación se promueve a escala europea, nacional, territorial e incluso local. En cada ámbito existen diferentes proyectos. El campo es relativamente amplio con la intención de que sea permeable al tejido investigador.

¿Cómo valora los planes que se ofrecen para llevarla a cabo?

Son coherentes con los objetivos y el uso del dinero público. En la investigación Universitaria las instituciones ponen todo el dinero porque se entiende que no tienen ánimo de lucro. Cuando se ofrecen ayudas a las empresas, normalmente se les pide implicación económica. En la medida que ese marco de investigación tiene mayor riesgo se le otorgan más ayudas.

¿El primer cliente por tanto que demanda innovación es la Administración?

La innovación es requerida por la sociedad. La Administración la cataliza en campos que entiende que son estratégicos. La empresa privada dedica su esfuerzo a los campos en los que espera conseguir rendimientos seguros, no en los que suponen riesgo elevado. Por ello la Administración los incentiva, siempre que exista viabilidad e implicación empresarial.

Y las pymes navarras ¿verdaderamente se pueden permitir invertir en innovación o es un campo exclusivo para las grandes empresas y las especializadas?

La innovación vincula a todos. De hecho, las pymes quizá sean las que mayor necesidad de innovar tengan porque tienen más riesgo de perder eficiencia y que otra empresa las saque del mercado.

Pero por otro lado, esa es una de las virtudes de la empresa pequeña: al estar muy especializada, continuamente está mejorando su producto y difícilmente encontrará un competidor en una empresa mayor, que tendrá más gastos generales y más dificultad para producir cambios rápidos en su producción debido a su inercia.

¿Qué ventajas le puede aportar a una pyme navarra del sector invertir en innovación?

Aumento de eficiencia y de competitividad. Lo que ocurre es que tradicionalmente la innovación ha estado vinculada a la experimentación. Pero hoy en día se exige aportar conocimiento. Sobre todo tras la entrada en vigor de la Directiva Europea de productos. En un futuro próximo todos los materiales que se utilicen en la construcción deberán contar con certificados que permitirán conocer su comportamiento antes de utilizarlos. Por eso la innovación en las pymes no solo va a tener que ser experimental sino vinculada al conocimiento.

Todo esto suena muy bien, pero ¿Supone un riesgo invertir en innovación?

Siempre hay riesgo, pero depende de las metas que se propongan. Las empresas medianas siempre están planteando innovaciones; ya sea dedicando a una o dos personas específicas o parando una mañana la producción y probando nuevos productos. Entienden que o hacen eso o se quedan fuera del mercado.

Para terminar y brevemente, ¿Qué valor diferencial ofrece la innovación en la construcción?

Debe ofrecer productos de mayor calidad con menor coste y esfuerzo. Calidad vinculada a una preocupación por los aspectos ambientales tanto internos como externos.

© 2008 PubliSic    Benjamín de Tudela, 35 bajo 31008 Pamplona    T. 948 276 445  F. 948 273 108
Desarrollo: PubliSic
Sitio web optimizado para resolución 1024 x 768