Construir Navarra - Revista digital del sector de la construcción

Volver al inicio
¡Suscríbase! ¿Cómo anunciarse?
Revista nº 4 / enero - febrero 2009 | Sumario CN4 | SectorReciclaje de áridos y
construcción sostenible

Reciclaje de áridos y construcción sostenible

ALFONS GÜELL
Gremio de Entidades de Reciclaje de Derribos (GERD)
La calidad en la gestión de los residuos de construcción y demolición permite preservar los recursos naturales y evitar la contaminación. En España, 40 millones de toneladas de materiales pétreos previamente utilizados en construcción esperan ser reciclados cada año para convertirse en 30 millones de metros cúbicos de nuevos materiales de construcción, el 50% de los cuales pueden transformarse en áridos reciclados.

La fabricación y comercialización de áridos reciclados constituye el objetivo básico de la gestión medioambiental de los residuos de construcción y demolición. El porcentaje de reciclaje es el indicador que muestra el nivel de maduración del sector del reciclaje, así como la eficiencia del conjunto del sector de la construcción: recuperar una parte de los recursos naturales no renovables que consume.

Como en cualquier industria, el producto es la clave. Y en la gestión de los residuos de construcción y demolición, el producto estrella es el árido reciclado. En nuestras actividades, la capacidad de producir y comercializar áridos reciclados de calidad significa la diferencia entre un sector competitivo y con futuro, o unas actividades destinadas al fracaso. Sin los áridos reciclados, las actividades de gestión de RCD tienen el riesgo cierto de convertirse en meros agentes de diseminación de la contaminación y, en consecuencia, en partícipes de fraude ambiental.

Calidad de los productos reciclados

El reciclaje se ha convertido en una actividad económica normalizada en muchos Estados Miembros de la Unión Europea. Aproximadamente 200 millones de toneladas de áridos reciclados al año se utilizan en la construcción de carreteras (más del 80%), y en otras obras públicas y privadas, y existen más de 500 empresas de reciclaje plenamente consolidadas.

En algunos países, las leyes que prohíben la eliminación de los residuos reciclables han favorecido el crecimiento del reciclaje hasta niveles superiores al 80%.

El marco legal y técnico (sobre requisitos técnicos de los materiales de construcción y regulación de los procesos constructivos y de edificación) son comparables a los existentes en nuestro país. Simplemente una menor preocupación por el medio ambiente y por la eficiencia del sistema económico justifican nuestra presencia en el furgón de cola de la industria del reciclaje de Europa.

Otra característica diferencial con Europa es el rendimiento de las instalaciones de reciclaje. En España no alcanza el 30% de la producción el material reciclado que logra cumplir con los requisitos técnicos necesarios y que puede, por tanto, ser comercializado. El resto termina eufemísticamente como “residuo inerte adecuado” en rellenos y canteras, lo que en realidad no es más que un vertido incontrolado de residuos.

Por lo que, el gran reto del sector es la calidad de los productos reciclados y la creación de redes de comercialización que permitan subsistir y desarrollarse a las empresas competitivas.

El producto reciclado debe cumplir con los siguientes requisitos mínimos para hacer viable la actividad de reciclaje:

El proceso de reciclaje debe ser un proceso completo, que finalice en un producto y que pueda ser controlado para garantizar la calidad del árido reciclado.

Las actividades de reciclaje deben estar sujetas a un sistema de aseguramiento de la calidad apropiado, que garanticen el cumplimiento de las especificaciones a los productos.

Gestión sostenible de RCD

Los residuos de construcción y demolición fueron declarados ya en el año 1990 “flujo prioritario de residuo” por la Comisión Europea por razón de la inmensa cantidad que se genera, como por la viabilidad de su reciclaje.

La Comisión Europea trabajó con representantes de todas las organizaciones del sector en la elaboración de una estrategia comunitaria para la gestión sostenible de los residuos de construcción y demolición, donde se ponía de manifiesto la necesidad de influir en el conjunto de la cadena de producción – gestión de los residuos.

Para que se desarrolle el reciclaje deben cumplirse los siguientes requisitos básicos:

  • Los vertederos deben estar gestionados correctamente desde un punto de vista medioambiental y debe ser perseguido el vertido ilegal.
  • El vertido tiene que ser desincentivado mediante impuestos sobre la eliminación de residuos que no se apliquen al reciclaje o minimización.
  • Deben existir instalaciones de reciclaje cerca de las zonas productoras de RCD.
  • No se debe hacer distinciones entre áridos naturales y áridos reciclados, y se necesitan especificaciones técnicas para su utilización.
  • La demolición debe ser selectiva o, al menos, que se de la posibilidad de una clasificación en origen de los distintos materiales residuales que se generan en las obras.

Los principios básicos del marco legal medioambiental son:

  • Principio de “quien contamina, paga”. En el caso del sector de la construcción corresponde al promotor del inmueble o estructura que genera los residuos. Por lo tanto, cada carga de RCD debe identificarse con la licencia municipal de la obra que lo genera y con el titular de la misma.
  • Las actividades de gestión de residuos están reguladas, sujetas al órgano medioambiental competente de cada Comunidad Autónoma. Esto otorga a las Comunidades autónomas la competencia de registro y control de las actividades de gestión de residuos, en correspondencia con su deber constitucional de “velar por la protección del medio ambiente”.
  • La gestión sostenible significa hacer económicamente rentable la minimización del impacto ambiental provocado por las actividades productoras de residuos.
  • Para permitir la inversión del sector privado en las actividades de gestión deben asegurarse la seguridad jurídica de la actividad y la competencia empresarial.

Las actividades de gestión sostenible de residuos, sujetas a autorización administrativa y control del órgano medioambiental competente, constituyen el agente clave para la internalización de los costes medioambientales en las actividades del sector de la construcción y la garantía para los productores de los residuos de su correcta gestión.

© 2008 PubliSic    Benjamín de Tudela, 35 bajo 31008 Pamplona    T. 948 276 445  F. 948 273 108
Desarrollo: PubliSic
Sitio web optimizado para resolución 1024 x 768