Construir Navarra - Revista digital del sector de la construcción

Volver al inicio
¡Suscríbase! ¿Cómo anunciarse?
Revista nº 5 / marzo - abril 2009 | Sumario CN5 | Restauración Empresas navarras punteras en restauración

Empresas navarras punteras en restauración

A lo largo del proceso de restauración de un monumento histórico no sólo es importante conocer las características materiales de la construcción original. La empresa encargada de la restauración debe estudiar además el uso original para el que fue concebido el monumento, las personas que lo construyeron y lo utilizaron en tiempos pasados, así como la utilización a la que se va a destinar una vez restaurado. Cada monumento tiene un valor único e irrepetible y ofrece grandes posibilidades como herramienta para conocer a nuestros antepasados. Por lo tanto, la restauración debe llevarse a cabo con el máximo respeto para que la sociedad actual pueda conocerlo y para que sea posible transmitirlo a futuras generaciones.
Características de las empresas de restauración

La empresa constructora especialista en restauración de monumentos históricos debe tener unos conocimientos amplios de los materiales y de los sistemas constructivos empleados en la época de construcción del monumento así como un personal cualificado y un almacén de materiales de épocas pasadas que puedan ser utilizados en restauración.

Asimismo, es indispensable que la empresa esté en posesión de una calificación que le autorice a realizar trabajos de restauración y cuente con unos técnicos que dedican la totalidad de su trabajo a los monumentos y que, además, tengan una sensibilidad especial hacia los preciados bienes que se ponen en sus manos.

Estos técnicos cualificados deben estar asistidos por trabajadores especialistas en el manejo de los materiales y de las herramientas necesarias y que conozcan todo tipo de trabajos de restauración, no solo de albañilería, sino también de estructuras de madera, de pavimentos, de cubiertas, de cantería, etc.

Por último, debe tener amor al patrimonio y debe de hacer un gran esfuerzo diario y permanente para que todos los trabajadores de la empresa vayan teniendo los suficientes conocimientos y motivación como para garantizar que su saber pueda ser transmitido a los trabajadores que vienen detrás de ellos.

Beneficios de la restauración

La restauración del patrimonio reporta importantes y variados beneficios, tanto culturales como económicos. Sin duda, un primer beneficio es el conocimiento histórico aportado y la propia conservación del patrimonio. Según explica Nicolás Aranguren, gerente de Construcciones Aranguren S.A., de Sangüesa, “un pueblo que conserva sus monumentos es un pueblo que ve aumentada su autoestima”. Asimismo, señala que la restauración de un monumento lleva parejo un estudio en profundidad que va más allá del simple estudio físico del bien con lo que, a buen seguro, de ese trabajo “van a surgir datos desconocidos u olvidados, datos arqueológicos, datos etnográficos y datos históricos.” Además, explica Aranguren, con ocasión de la restauración de monumentos también tenemos la oportunidad de que se estudie la naturaleza de varios siglos atrás, por medio del estudio de las maderas que se utilizaron en la construcción”.

Otro beneficio es el económico, que viene por diferentes caminos. Según explica Raimundo Zubillaga, gerente de Construcciones Zubillaga S.A., de Pamplona, en primer lugar hay que tener en cuenta el beneficio producido por el empleo que genera: “La restauración es una actividad que genera muchos puestos de trabajo, ya que exige mucha mano de obra”, señala el constructor navarro. A esto, hay que añadirle el beneficio económico que está produciendo el turismo cultural. “Allí donde la conservación del patrimonio es mayor las visitas son mayores, no voy a detallar los beneficios del turismo que ya son sabidos por todos, aunque también quiero poner sobre aviso del daño que la masificación de ese turismo cultural puede producir sobre el patrimonio histórico debido a los daños materiales de un exceso”, señala Zubillaga.

Por último, está el beneficio que puede producir sobre el medio rural, ya que el patrimonio histórico representa un elemento más de fijación de la población en el propio medio. En este sentido, Javier Leache, Gerente de Construcciones Leache S.L, de Aoiz, recuerda que “la accesibilidad a los monumentos restaurados facilitará la implantación de actividades económicas diferentes y también las TIC necesarias para comunicar los servicios que se creen en torno al patrimonio pueden acercar el medio rural hacia las grandes poblaciones”.

Empresas Punteras en Navarra

Las tres empresas consultadas destacan dentro del sector de la restauración de monumentos artísticos de Navarra. Tanto Construcciones Aranguren como Construcciones Leache y Construcciones Zubillaga cuentan con una experiencia contrastada en la restauración de diferentes monumentos, dentro y fuera de las fronteras de la Comunidad Foral. Asimismo, las tres pertenecen a la Asociación Española de Empresas de Restauración de Patrimonio Histórico (ARESPA) y a la Asociación Europea de Empresas de Restauración de Monumentos Históricos (AEERPA), de la que ARESPA es representante exclusivo en España.

Ser miembro de ARESPA obliga a cumplir varios requisitos que garantizan la profesionalidad de la empresa de restauración, entre los que destacan estar clasificado en el grupo K-7 de contratistas del Estado, o en el N-5 (antiguo 3-8) de servicios, según clasificación actual; presentar un expediente que demuestre una actividad importante a favor de las profesiones que colaboran directamente en la conservación, restauración y mantenimiento del Patrimonio Histórico; acreditar la existencia de una plantilla profesional mediante la presentación del TC2; y por último, tener dos avales, como mínimo, de alguna de las empresas que forman parte de la asociación.

En la actualidad, Leache, Aranguren y Zubillaga participan en la restauración del Castillo de Marcilla, a través de una Unión Temporal de Empresas (UTE), que lleva por nombre UTE Marcilla ALZ. Las tres sociedades han aunado sus esfuerzos y experiencia para desarrollar este proyecto, incluido en el Plan Navarra 2012, que servirá para devolver su esplendor a este monumento histórico de la Ribera de Navarra.

Castillo de Marcilla

La superficie construida del Castillo es de aproximadamente 2.413 m2, a los que debe sumarse el patio de armas con una superficie estimada de 420 m2. El foso perimetral del castillo cuenta además con 6125 m2.

El castillo responde al tipo de fortaleza-palacio donde conviven simultáneamente aspectos arquitectónicos relacionados con la defensa y la resistencia con otros condicionantes más cercanos a los de la residencia. Esta ambivalencia se aprecia especialmente en la heterogeneidad de sus huecos y en el trazado de su patio de armas.

La forma en planta de la fortaleza así como la del foso es cercana al cuadrado, típica de las construcciones defensivas de los siglos XIV y XV. En las esquinas de esta planta cuadrangular y también en la mitad de los flancos de las murallas se construyen torres defensivas, siete en total. La estructura del castillo señala con claridad que éste tuvo, en sus mejores momentos, sólo dos plantas.

En relación al estado de conservación que presenta actualmente el castillo, puede decirse que existe una gran diferencia entre el estado en el que se encuentran los muros y torreones de los planos exteriores y el deplorable estado de su espacio interior.

Por lo que respecta al exterior, tanto la sillería de piedra arenisca como el ladrillo árabe muestran las diferentes épocas de trabajos y reparaciones. Su estado general es bueno aunque requiere un trabajo de limpieza y repasado de juntas, así como la sustitución de piezas y reedificación de paños enteros de ladrillo.

En relación con el interior del castillo, su estado de conservación es malo. Las dos crujías que debieron componer la secuencia de estancias dispuestas perimetralmente al patio, se encuentran prácticamente derruidas. Los muros, derruidos o semiderruidos, dejan vista la estructura horizontal de los pisos. En los suelos del patio de armas y en lo que fueron algunas otras estancias de planta baja se observan restos de suelos esmeradamente realizados con pequeños cantos de río colocados de lado, o con ladrillos formando dibujos de espiga. Nada se sabe de las partes soterradas del castillo (cárceles, bodegas, minas, neveras, etc.)

FICHA TÉCNICA

OBRA: Restauración del Castillo de Marcilla
PROMOTOR: Gobierno de Navarra. Departamento de Cultura y Turismo. Institución Príncipe de Viana. Plan Estratégico del Gobierno de Navarra: “Plan Navarra 2.012. Contigo Avanzamos”.
ARQUITECTO REDACTOR DEL PROYECTO: Luis Martínez Santa-María (Doctor Arquitecto)
DIRECCIÓN DE OBRA: Javier Sancho Domingo (Arquitecto); Mitxel Ibáñez Basterrica (Arquitecto Técnico)
PROGRAMA DE NECESIDADES: Nueva sede de la Casa Consistorial de Marcilla; Oficinas de la Policía Municipal y otras oficinas disponibles; Escuela de música; Biblioteca; Salón de Actos
EMPRESA CONSTRUCTORA: UTE Marcilla ALZ formada por tres empresas de restauración: Construcciones Aranguren S.A., Construcciones Leache S.L. y Construcciones Zubillaga, S.A.
FECHA INICIO / FECHA FIN: 15/12/2008 - 36 meses de duración.
IMPORTE DE LAS OBRAS: 8.290.752,07 euros

© 2008 PubliSic    Benjamín de Tudela, 35 bajo 31008 Pamplona    T. 948 276 445  F. 948 273 108
Desarrollo: PubliSic
Sitio web optimizado para resolución 1024 x 768