Construir Navarra - Revista digital del sector de la construcción

Volver al inicio
¡Suscríbase! ¿Cómo anunciarse?
Revista nº 5 / marzo - abril 2009 | Sumario CN5 | Protagonista “La construcción tiene que apostar por la innovación”

“La construcción tiene que apostar por la innovación”

“Navarra tiene que ser pionera en el sector de la energía vinculada a la edificación”

Álvaro Miranda, Vicepresidente Segundo del Gobierno de Navarra y consejero de Economía y Hacienda, entiende que el sector de la construcción debe apostar por la tecnificación y la innovación para seguir jugando un papel fundamental en el desarrollo económico de Navarra. En este sentido, considera que es en el punto de intersección entre la edificación y la energía dónde se van a producir más oportunidades de desarrollo en lo próximos años.

Además, el responsable de las cuentas públicas de la Comunidad Foral tiene la esperanza de que la tendencia económica pueda variar antes de finales del verano, siempre que no suceda nada extraordinario en el sistema financiero internacional.

El plan Navarra 2012 ha sido la primera gran medida contra la crisis puesta en marcha por el Gobierno de Navarra. ¿Qué resultados esperan conseguir con este gran esfuerzo inversor?

Es importante entender que el plan se diseñó específicamente para combatir la crisis. A principios de 2008 percibimos que la situación económica se iba a complicar sustancialmente, por lo que quisimos tenerlo listo cuanto antes, para impulsar la inversión pública en Navarra a lo largo de estos tres años con la mayor rapidez.

El primer objetivo de este plan es generar actividad económica. Los más de 4.500 millones de euros de inversión pública, que es más del 20% del PIB de Navarra, evidentemente se tienen que notar. En segundo lugar, persigue el mantenimiento y la creación de empleo, algo que consideramos especialmente importante. Una inversión pública de estas características va a movilizar, con seguridad, más de 6.000 empleos en Navarra. El tercer gran objetivo es la creación de un elenco de infraestructuras que van a ser muy útiles para la Navarra del futuro.

Una de las peticiones de las empresas del sector es que en el primer trimestre de 2009 estén licitadas las partidas del plan Navarra 2012 correspondientes a todo el año. ¿Lo ve factible?

El plan Navarra 2012 va muy bien. El informe correspondiente al segundo trimestre de 2008 indica que se ha mejorado sustancialmente respecto a la puesta en marcha, que ya fue buena, y hemos pasado de tener el 70% de proyectos en plazo a tener más del 80%. El gobierno de Navarra va a seguir poniendo en marcha proyectos, aunque el compromiso de que se ponga todo en marcha en el primer trimestre de 2009 es un imposible, lo pida quién lo pida. Sabíamos que el Plan Navarra 2012 necesitaría año y medio para arrancar, pero va a ser una inyección económica sin precedentes en Navarra. Para finales de 2009, 2010 y 2011, el volumen de inversión pública en ejecución va a ser importantísimo. 2009 hay que pasarlo con lo que ya está en marcha.

El plan Navarra 2012 afecta principalmente a obra pública. ¿Qué medidas plantea el Gobierno de Navarra para reactivar el sector de la edificación?

El principal sector económico de Navarra es el de la construcción. Ha llegado a ocupar a 30.000 personas y produce el 8% de la riqueza regional. El Gobierno entiende que es necesario reactivarlo cuanto antes. La Ley Foral de Medidas Urgentes en Vivienda es un instrumento de la política de vivienda, una ley económica pensada para permitir a los promotores edificar más sobre el terreno disponible, sin tener que esperar. Además, queremos reactivar el empleo por la vía de la rehabilitación, que se incentiva a través de ayudas muy importantes para que los particulares se animen en estos tres años a rehacer su cocina, su baño o el piso entero. Por último, poniendo un precio libre pero limitado a la vivienda, con una ayuda fiscal importante, queremos que alcance enseguida el precio que debe fijarse en los próximos años, sin tener que esperar un año o año y medio más, porque mientras tanto no se van a vender pisos. Queremos esa bajada de precio inmediatamente. Y si los promotores se animan a vender a ese precio, complementariamente el Gobierno concederá una ayuda fiscal a quien se anime a comprar.

En definitiva, lo que queremos es más compra de vivienda y más rehabilitación para que un sector que ha sido muy importante en Navarra no se destruya en año y medio. Queremos que se reajuste ordenadamente. Evidentemente, al final del proceso tendrá que ser más pequeño que hace dos años, pero no podemos permitirnos que se vaya al garete porque sería un problema para muchísimas empresas, muchísimas familias y en definitiva, para toda la sociedad Navarra.

Con la puesta en marcha del Plan Moderna se habla mucho del modelo económico de Navarra ¿Qué papel va a tener la construcción en ese modelo económico?

Puede tener un papel muy importante. Ahora, poco a poco, hay que volver a un ritmo normal de construcción de vivienda en Navarra, de 5.000 o 6.000 unidades al año, porque eso es lo que necesita nuestra sociedad. Además, hay que empezar a hablar en serio de la edificación y la rehabilitación energética, porque ofrecen un campo de posibilidades inmenso. Los edificios son los principales consumidores de energía. Se calcula que se desperdicia entre un 30 y un 50% de la energía que toma un edificio. Por la vía de la eficiencia energética, Navarra puede crear un sector energético vinculado a la edificación. Ya se ha trabajado mucho en este sentido, y esperemos que los próximos meses, con la intervención del CENER, las empresas, y con incentivos económicos, el sector de la construcción y la rehabilitación energéticas puedan desempeñar en Navarra un papel destacado y crear un conocimiento que se concrete en productos exportables. Vamos a intentar que lo que Navarra diseñe sea exportable al resto de España o al mundo en general.

¿Puede ser una buena fórmula para aumentar la internacionalización de las empresas navarras?

Navarra es la región más exportadora de España, si bien es cierto que se exporta mucho en el sector de la automoción. Muchas PYMES navarras están vendiendo en el extranjero y nuestra balanza comercial está claramente en superávit. Exportamos mucho más de lo que importamos. Posiblemente al sector de la construcción se le puede abrir también un abanico de posibilidades si logramos crear un producto diferente. Si lo diseñamos en Navarra y lo podemos construir en Navarra, tendremos un campo importante de posibilidades económicas para los próximos años.

¿Cuándo va a llegar a las empresas el dinero que está en manos de la banca?

Cuando lo suelten los bancos. No hay otra respuesta posible. No cabe duda que el panorama está muy complicado. El Sistema bancario dice que presta, lo que posiblemente sea cierto. Pero también es cierto que la situación de prestar con tantísima alegría, que es lo que nos ha llevado a esta situación, no se puede volver a repetir. Estamos en la peor crisis de la economía reciente y no podemos contribuir a que eso se vuelva a repetir. Desde el Gobierno de Navarra vamos a dar un fortísimo impulso a la línea de avales, sobre todo a empresas, y también a compradores de vivienda. Queremos facilitar la relación entre las empresas, las familias y la banca, para que se vuelva a reactivar. Hay que esperar que el sistema financiero se sosiegue, se regularice, y ver como estamos dentro de dos o tres meses.

Los avales, como es lógico, también están a disposición de las empresas de la construcción. Y si una empresa demuestra, como se tendría que haber hecho siempre, que lo puede devolver el dinero que pide, sin lugar a dudas el banco se lo va a prestar. Y además el Gobierno de Navarra va a avalar esa operación. Así que no tiene que haber problema para las empresas o proyectos solventes a la hora de que se acepte sus peticiones de crédito.

A principios de año se aprobó la devolución mensual de IVA, como una medida para aumentar la liquidez de las empresas. Algunos empresarios plantean también la devolución anticipada del IVA de 2008.

La Hacienda Tributaria ha acortado ya los plazos de devolución en más de tres meses. Y llega un momento en que no se pueden acortar más, porque todo toma su tiempo. Desde el mes de octubre del año pasado se ha reducido en más de tres meses el plazo de devolución del Impuesto de Sociedades. Fue una decisión de la propia Agencia Tributaria, sin mandato legal, y supuso un esfuerzo grande. Este año 2009 estamos implantando también la devolución mensual del IVA. Sabemos que las empresas lo están pasando mal, que hay muy poca actividad y existen los problemas de liquidez. Desde la Administración vamos a intentar hacer todo lo posible para ayudarles. Este año se ha flexibilizado mucho el aplazamiento de pagos fiscales, y se ha aumentado en un 70% respecto al año pasado.

Algunos expertos financieros consideran que la crisis va a ser peor en España que en otros países de la zona euro por los efectos de la burbuja inmobiliaria. ¿Está de acuerdo con este diagnóstico?

Sin ninguna duda. España tiene muchos problemas económicos. El más tangible es, evidentemente, la burbuja inmobiliaria que se creó en toda España, con la participación del sistema financiero, las administraciones, los ayuntamientos, y los ciudadanos. Todos estábamos encantados, hasta que se demostró que era lo que parecía, algo insostenible.

El siguiente gran problema es que España, a diferencia del resto de países, ha financiado su crecimiento con dinero que ha pedido fuera. Y ahora que lo tenemos que devolver, resulta que no lo tenemos, no está. Y éste va a ser el gran problema de España para este año y el siguiente. Y ésto, que no se explica, que no se ha dicho, que no se está gestionando, es el verdadero problema económico de España.

¿Esos van a ser también los problemas de Navarra?

Desde el punto de vista de la burbuja inmobiliaria, el problema es menor que en el resto de España, pero también se han llegado a construir 10.000 viviendas cuando el ratio normal son 6.000. Desde el punto de vista financiero, creo que el problema es sustancialmente menor. La entidad financiera propia de nuestra comunidad, Caja Navarra, es muy sólida y no tiene este problema. Al revés, Caja Navarra tradicionalmente ha prestado en lugar de pedir prestado. Pero Navarra es España, y todos los problemas que tiene España a nivel macroeconómico repercuten en Navarra. No somos inmunes. Las políticas económicas españolas no se pueden trocear en 17 pedazos. La política económica española es una, y si España lo pasa mal, Navarra lo pasará mal.

En enero se actualizaron las previsiones de crecimiento económico, mostrando un crecimiento negativo en 2009. ¿Cuándo espera que se invierta la tendencia?

La clave no está tanto en adivinar cuando el crecimiento será positivo, sino en saber cuándo se toca fondo. Es como caer en una piscina. Sea cual sea la profundidad, cuando tocas fondo, miras hacia arriba, ves la luz, aguantas el aire, y al final acabas saliendo. El problema es que si no tocas fondo, te empiezas a poner nervioso. ¿Dónde está el fondo? Ojalá toquemos fondo antes del verano de este año. Eso no significará ni que se ha terminado la crisis ni que vayamos a mejorar rápidamente, pero sí que ya hemos tocado ese suelo y podremos empezar a nadar hacia arriba, aguantando la respiración, con mucho esfuerzo, para sacar la cabeza dentro de 6 meses, un año o año y medio. Lo importante hoy es tocar fondo. Está claro que estamos todavía yendo hacia abajo, y cuanto antes hagamos pie, mejor.

Nuestra previsión, si no sucede nada extraordinario en el sistema financiero internacional, es que podríamos cambiar el signo antes del verano, de manera que este año sería muy complicado, pero el 2010 sería posible empezar a respirar.

¿Le gustaría añadir algo? ¿Qué mensaje le gustaría transmitir al sector de la construcción?

La construcción es uno de los sectores económicos más potentes en Navarra. Hay que tomar conciencia de ello, porque lo va a seguir siendo en el futuro. Y la apuesta tiene que ser, como en el resto de las áreas económicas de Navarra, la innovación, la tecnificación, y el generar un mayor valor añadido. Hay campo para hacerlo. Es la asignatura pendiente del sector de la construcción. Y creo que el gran reto en los próximos 20 años, al menos en el sector de la edificación, que es el que ocupa más mano de obra, es la apuesta por la confluencia entre la edificación y la energía. Nos lo tenemos que creer e ir a por ello. Y si Navarra apuesta en un modelo en el que sumamos edificación y eficiencia energética, podemos dar otra vez una lección al mundo, como la hemos dado con los molinos, las plantas de biomasa y nuestra apuesta por las energías renovables. La construcción tiene que ser una pieza más de la apuesta por la energía.

Tenemos todo lo necesario para que así sea. Vamos a ver si, al igual que han hecho otros sectores, la construcción se apunta al progreso de manera rápida en los próximos años. Y ánimo, porque van a ser años complicados. El Gobierno de Navarra ha apostado firmemente porque este sector siga siendo motor de la economía. Ahí está el plan Navarra 2012, con 4.500 millones de euros y la Ley de medidas urgentes de vivienda, que va a ser un revulsivo. Tenemos todo lo necesario. Ahora falta gestionarlo correctamente, y durante unos meses aguantar, sin lugar a dudas.

 

ÁLVARO MIRANDA SIMAVILLA


Álvaro Miranda Simavilla Nació en Zaragoza el año 1957. Está casado y tiene cuatro hijas. Es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Polítécnica de Madrid en 1981 y diplomado PDG IESE 2006.

En 1981 trabajó en Constructora Internacional, y entre 1982 y 1984 fue Ingeniero Jefe de Obras de “Ferrovial, S.A.”. En este último año pasó a ocupar la Gerencia de la Mancomunidad de Montejurra, con sede en Estella. Desde 1986 a 1996 fue Director Técnico de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

Ha sido presidente de la Comisión de Redes de Abastecimiento y Saneamiento de la Asociación Española de Abastecimiento y Saneamiento AEAS, y miembro del Comité IV de la Asociación Europea de Abastecimiento y Saneamiento EURO. Autor de publicaciones en materia de canalizaciones de agua y saneamiento.

En 1996 fue nombrado director general de Obras Públicas del Gobierno de Navarra, cargo que desempeñó hasta su nombramiento como consejero de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones en febrero de 2004. Ha sido vocal del consejo de administración de Nafinco, vocal y presidente de Audenasa, y es miembro del consejo de administración de Canal de Navarra, S.A. y presidente de Ciudad del Transporte de la Comarca de Pamplona, S.A. En agosto de 2007 es nombrado Vicepresidente Segundo del Gobierno de Navarra y consejero de Economía y Hacienda.

© 2008 PubliSic    Benjamín de Tudela, 35 bajo 31008 Pamplona    T. 948 276 445  F. 948 273 108
Desarrollo: PubliSic
Sitio web optimizado para resolución 1024 x 768